Suzuki SX4 Sedan

Antes de iniciar esta “trilogía” de reseñas de Suzuki (que comienza con ésta del SX4 Sedan, y que en posteriores entregas seguirá con la XL7 y la Grand Vitara) tengo una confesión: nunca he sido fan de los autos orientales.

Siempre he tenido preferencia por los europeos, principalmente los alemanes, pero si algo he reconocido en los autos orientales es su funcionalidad, rentabilidad, precios accesibles y una que otra vez sus atractivos diseños.

Estas apreciaciones personales acerca de los autos orientales no solo se mantienen con esta marca Suzuki, la cual nunca había tenido oportunidad de manejar, sino que además me he llevado gratas sorpresas, inclusive hasta el punto del gusto y la preferencia.

En el caso del SX4 Sedan 2008 se trata de un compacto que contiene las tres “B’s” de una atractiva opción: “bueno, bonito y barato”, pero que además una vez que se maneja se convierte en una buena recomendación.

Por su precio base de $15 mil, y sus características de auto compacto, el SX4 de inmediato se relaciona como una muy buena opción para los padres que quieren obsequiar su primer auto a su hijo adolescente sin gastar mucho dinero, o bien para una familia pequeña que no cuenta con mucho presupuesto y adquirir su primer auto nuevo.

Si bien los autos compactos pocas veces se han caracterizado por tener un diseño atractivo, la línea del SX4 sí lo es.

Sin tender a esa discreción de otros sedanes, este auto presenta una línea que por momentos tiende un poco más a lo europeo que a lo japonés, con acentos en el frente especialmente (faros, spoiler) que lo hacen ver moderno y dinámico.

Pero sin duda el principal atractivo del SX4 es que se trata de un auto bien equipado a pesar de su condición de compacto.

Desde sus características técnicas como el tener un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros, una potencia de 143 caballos de fuerza y un consumo de gasolina promedio en ciudad de 22 millas por galón, hasta las de seguridad y entretenimiento como frenos de disco con anticerrojo, bolsas de aire frontales y laterales, aire acondicionado automático, equipo de sonido con CD y MP3 y llave a control remoto, entre otras cosas.

El modelo que se probó fue el SX4 Sedan FWD de transmisión manual de cinco velocidades.

Debido a su tamaño, con esa potencia de 143 caballos de fuerza, este auto se maneja ligero y con mucha estabilidad. Sin embargo, a pesar de que en muchas ocasiones se disfruta más el manejo con transmisiones manuales, por las características del SX4 recomendaría más que fuera automática.

En cuanto al interior, si bien es un auto pequeño puede transportar cómodamente a cuatro pasajeros, incluyendo aquellos que miden 7 pies o un poco más, que muchas veces sufren en los compactos.

sx4_td_01_121007.jpg

Anuncios

Cadillac STS 2008

Cadillac está luchando con todas sus fuerza por la cima del segmento de los sedanes de lujo, y su contendiente hace uso de toda su experiencia para ofrecer un producto de buena calidad que podrá hacer frente a la competencia de otros continentes.

El STS es un auto grande, aunque utiliza la misma plataforma que su hermano menor, el CTS, la distancia entre ejes es ligeramente mayor, lo que aumenta el espacio general de la cabina. El interior tiene acabados en aluminio y eucalipto, tratando de balancear así lo deportivo con lo lujoso.

El espacio del interior es bastante generoso, la parte trasera tiene muy buena distancia para piernas y sobra espacio para la cabeza aun para gente alta. Pero a pesar de la gran comodidad de las plaza traseras este auto se disfruta más tras el volante.

Su motor V8 Northstar de 4.6 litros entrega 320 caballos de fuerza de manera bastante pareja. El rodamiento es muy suave y aunque la dirección es ligera no pierde su capacidad de comunicar lo que sucede en el camino.

Lo que hace un buen auto de lujo son los detalles pequeños, y en el STS estos detalles están muy bien cubiertos. El volante tiene calefacción, los asientos calientan y enfrían con una velocidad asombrosa y el equipo de sonido es de lo mejor que hay en el mercado.

Este auto está pensado para ser un auto de viaje relajado, no es un auto que te invita a exprimirlo al máximo, pero cuando es necesario lo hace bien. Su comportamiento a altas velocidades es predecible y se siente firme. El control de tracción mantendrá el eje posterior siempre en su lugar, y cuando desconectamos el sistema la trasera tiene a sobrevirar, como en todos los autos que llevan la tracción en ese eje.

cadillac_sts_2008_td_3.jpg

Mercedes-Benz CLS-Class

Cuando se busca un coupé, regularmente se tiene en mente el desempeño como prioridad, pero usualmente se sacrifica espacio y practicidad, el Mercedes Benz CLS 63 AMG ha sido diseñado para romper con este esquema, ya que tiene 4 puertas. Este hecho resuló controversial inicialmente, se discutía si era un coupé o no. Pero todo eso pasó y en la actualidad se reconoce al CLS como un coupé de 4 puertas.

Su diseño exterior es único, no hay ningún otro automóvil que se parezca remotamente a esta maravilla, sobre todo desde el parabrisas hacia atrás. Utiliza líneas un tanto orgánicas basadas en animales como el tiburón. Cuenta con adornos en cromo que lo hacen deportivo y de muy buen gusto a la vez, por ejemplo  emblemas de AMG, rines de 19 y 18 pulgadas, frenos masivos de 14.2 y 13 pulgadas, y cuarteto de tubos de escape que rugen cuando se oprime el acelerador.

Al entrar a su habitáculo, usted se encontrará con un diseño amplio y elegante, con materiales de primera calidad tanto a la vista como al tacto. Cada detalle, compartimiento y control han sido diseñados para darle un máximo placer y facilidad de uso. Encienda su sistema de audio y podrá gozar de la calidad de su sitema Logic 7 Harmon/Kardon capaz de satisfacer a la persona más exigente. Para sus pasajeros el Mercedes Benz CLS 63 AMG tiene comodidad y espacio de sobra, incluso cuenta con controles para el aire acondicionado y audio para ellos.

El conducir a esta maravilla inspira confianza y seguridad, el volante se siente firme y le deja saber lo que el auto está haciendo claramente. Cuando se maneja por la ciudad se comporta como un auto muy civilizado, ya que anulará cualquier tipo de imperfección en el asfalto. Si usted es de las personas que les gusta el desempeño, acelere al CLS 63 AMG y sentirá la potencia de su motor V8 de 6.3 litros que genera 507 caballos de fuerza. En un camino montañoso, el sistema de tracción y suspensión electrónica mantendrá al auto con seguridad en el camino. En caso que necesite frenar abruptamente, sus frenos con tecnología directamente de Fórmula 1 detendrán a este coupé con autoridad y eficiencia.

cls63amg_td_3_012207.jpg

El Jaguar XK-R

 es un convertible bellísimo, un auto que llama la atención por donde se le maneje. Manejando un auto como este, es imposible pasar desapercibido, sus líneas y dimensiones son francamente una obra de arte. Se diferencia del también hermoso XK por detalles sutiles en el exterior, pero sobre todo por tener un motor V8 supercargado que genera 420 caballos de fuerza.

Observar el diseño exterior del Jaguar XK-R es una delicia, tanto así que es imposible evitar notar miradas de chicos y grandes admirando al auto. Cuenta con enormes rines de 19 pulgadas con neumáticos de ultra alto desempeño, una parrilla con un diseño tipo auto de carreras, y entradas de aire extras en el capó. Estos detalles son sutiles y de buen gusto, pero se hacen notar para darle a este auto un aura de súper deportivo.

Entre al hermoso habitáculo del Jaguar XK-R y se sentirá en un lugar muy especial. Cada material y terminado utilizado para su diseño y construcción es de primera. Evidentemente se prestó atención especial a cada detalle y costura del habitáculo. Los controles son muy fáciles de leer y utilizar, sobre todo el sistema de navegación por satélite que se maneja tocando la pantalla. Su capota hace un muy buen trabajo neutralizando los ruidos de la calle, aún siendo de tela, además se retracta en unos segundos al presionar un botón.

Oprima el botón rojo de encendido del XK-R y sentirá el ronronear de este felino. Su motor de 4.2 litros combinado con el cuarteto de tubos de escape lo deleitara con un dulce sonido que rápidamente se convierte en adictivo. Apriete el acelerador en el modo deportivo o ‘sport’ y sentirá una fuerza imponente que le mantendrá pegado a su asiento sin soltarle. Su suspensión es activa, es muy cómoda, pero se convierte en muy firme cuando se le requiere.

xkr_convertible_td_3.jpg

Pontiac G6 convertible 2008

El Pontiac G6 convertible 2008 es auto asequible en precio ($32,490 tal como lo probamos) para ser uno de los pocos descapotables con techo rígido del mercado.

Aunque posee una línea exterior atractiva, el espacio interior es escaso y no cumple con ninguno de los requisitos donde el modelo quiere competir, ni coche deportivo, ni turismo cómodo ni espacioso.

El modelo G6 GT Convertible, presenta un nuevo motor V6 de 3.9 litros que genera 240 caballos de potencia, que sumados a las llantas de 18 pulgadas y a la transmisión manual de seis velocidades, que es opcional, se acerca a la gama de los deportivos.

El problema es que aunque toda esta potencia no se refleja una vez que pisas el acelerador, por lo que lo único deportivo que tiene es el “look”.

El G6 ofrece espacio para cuatro adultos, pero no se confundan, no es un coche para una familia de cuatro. Si tienes o has pensado aumentar tu familia aléjate de este coche.

El espacio en la parte trasera es mínimo, dos personas caben más o menos bien pero para hacer un trayecto corto. No hay manera de acomodar los asientos de los bebés, a no ser que vayas mordiendo el volante.

Eso sí, si vas solo, el asiento del conductor es cómodo y se puede ubicar en cuatro posiciones, tiene regulador eléctrico de altura, soporte lumbar con cremallera y bolsillos en el respaldo.

Las bolsas de aire delanteros son de doble etapa y vienen con el Sistema Sensor de Pasajero (PSS) de General Motors, que los hace reaccionar de mejor forma en caso de un accidente.

Otra cosa que sorprende, sobre todo en un auto de su precio, es que el G6 viene con una única antena integrada para el servicio OnStar y la Radio Satelital XM.

pontiac_3.jpg

Audi TT Roadster 2008

Doce segundos son los que tarda el nuevo Audi TT Roadster 2008 en poner los sentidos al descubierto. O lo que es lo mismo, el tiempo que emplea el sistema eléctrico en plegar y guardar la capota para transformar la personalidad de este súper deportivo alemán.

La nueva generación descapotable del Audi TT supera cualquiera de las expectativas generadas desde su anuncio, una vez visto y probado el TT Coupé de segunda generación, el modelo que ha servido para el desarrollo del convertible. Por diseño e ingeniería mecánica, en una máquina netamente mejor que su antecesora.

Si en la generación anterior las similitudes entre la versión de carrocería coupé o cerrada y la cabrio eran manifiestas desde la perspectiva estética, en los dos nuevos hay marcadas diferencias, aunque se mantengan rasgos comunes.

La principal está en la silueta, en el coupé marcada por la línea de caída del techo hacia la trasera y en el cabrio por la forma de cúpula condicionada por la forma de la capota.

La observación del nuevo TT nos forma una imagen de mayores proporciones y es que ha crecido 5.3 pulgadas más de largo, mientras el ancho es 3 pulgadas mayor y la altura sólo 8 milímetros.

El diseño, aún manteniendo las bases del antecesor, ha mejorado la presencia del TT, con un mayor músculo visual en la parte frontal, especialmente, con una parrilla que en principio puede parecer exagerada de tamaño, que combinada con las dimensiones del capó proporcionan un aspecto contundente y agresivo.

En la zona trasera un faldón del que emergen dos salidas e escape y sobre el capó trasero un pequeño alerón que emerge cuando se sobrepasan las 75 millas por hora o bien a voluntad del conductor accionando un botón detrás de la palanca de cambio, al lado del de intermitencia de emergencia (warning), que por su posición se acciona involuntariamente con mucha frecuencia.

Las luces traseras están compuestas por reflectores tubulares que crean una iluminación de gran calidad y nada vista en el mercado del automóvil.

El habitáculo también es mayor que el del anterior roadaster, con el diseño característico de Audi, con una mejor textura de los materiales y de los ajustes de los distintos elementos.

La capota blanda de es una gran calidad de ejecución, que se percibe con el coche en movimiento, ya que su sonoridad aerodinámica es muy reducida, aunque en la unidad probada se generaba ruido intenso en las uniones con los cristales de las ventanillas.

Con la capota plegada, la arquitectura del parabrisas protege bien del choque con el aire y de las turbulencias, neutralizadas en gran medida por una rejilla que emerge accionada de forma eléctrica detrás de los asientos.

La nuevas proporciones y el nuevo diseño han hecho que el esta segunda generación del TT Roadster mejore netamente en coeficiente aerodinámico, ya que ha pasado de coeficiente de 0.34 en el anterior a 0.32 en el actual.

La capota, especialmente ligera a pesar de su robustez, se pliega en forma de zeta sin más operación que la de pulsar un botón y se guarda, sin ocupar mucho espacio en la trasera del habitáculo, dejando un generoso espacio para el equipaje, si bien no ha de ser abultado, porque la altura del espacio de carga es limitado.

Uno de los grandes argumentos del TT ha sido siempre su gran rigidez estructural estática, un atributo que en esta generación ha sido mejorado en 120%. Esta condición se traduce en una menor vibración de la carrocería y en un comportamiento dinámico más consistente, preciso y rápido.

Para conseguir este comportamiento, los diseñadores han utilizado un sistema híbrido de construcción del chasis, ya que han sido empleados el acero y el aluminio, en ambos casos de distinta resistencia.

El esqueleto de la carrocería está construido en perfiles de aluminio extrusionado y de piezas de fundición a presión, en tanto que el resto es de acero de alta resistencia, concentrado en la parte trasera del coche para equilibrar los pesos. El aluminio supone  57% del peso total del coche.

El modelo de prueba venía con el motor de seis cilindros y 3.2 litros que genera 250 caballos de fuerza y está acoplada a una transmisión manual de seis cambios que se opera una facilidad que enamora.

Según los cálculos oficiales, el rendimiento de gasolina es de 17 millas por galón en ciudad y 24 en carretera, y aunque todo mundo sabe que eso solo se consigue en condiciones ideales de manejo pausado, la verdad es que da gusto sacarle todo el jugo al combustible aunque el rendimiento sea significativamente menor.

Con suspensión independiente en las cuatro ruedas y el sistema de tracción total Audi Quattro, el manejo del TT Roadster es el de un auténtico deportivo.

En este caso, la tracción es delantera y es esta parte la dominante en las reacciones extremas de conducción, con un subviraje que nunca llega a ser exagerado.

En condiciones normales, el comportamiento del coche es neutro, respondiendo la parte delantera con respuestas rápidas y precisas a las órdenes de volante, seguidas también muy rápidamente por el tren trasero, que se inscribe en las curvas como no lo hacía su antecesor, que era muy nervioso de la parte trasera.

Y en conducción deportiva hay que exigir mucho al chasis para que aparezca su tendencia natural a no seguir la orden de dirección. Tranquiliza que cuando se manifiesta el subviraje no es muy acentuado.

tt_conv_td_3_081307.jpg

Honda Accord 2008

El Honda Accord sedán ha sido uno de los modelos favoritos de los consumidores estadounidenses por varios años. Para el 2008, Honda lo ha rediseñado completamente, es más grande, potente, lujoso y mejor en casi todos los aspectos que el modelo que reemplaza.

Su carrocería presenta líneas modernas y angulares, este Accord intenta ser un poco más aventurero que antes, ahora tiene tintes deportivos.

Los grandes faros delanteros tienen una parte esférica que sobresalen de la carrocería, cuenta con luces para niebla independientes. Tiene dos tubos de escape cromados con un amplio diámetro para darle cierta agresividad y atractivo.

Lo que a mi pareció peculiar, fue que la parte trasera tiene una gran similitud a modelos de BMW, lo cual a mi gusto le quita puntos.

El interior del Honda Accord sedán 2008 es amplio, cómodo y muy contemporáneo. Honda ha apostado por brindarle a su clientela lujo que resulta parecido a productos de su marca más exclusiva, la Accura.

Los materiales utilizados en el tablero y asientos son de primera, la construcción se siente sólida y durable. El espacio para los usuarios que viajan tanto en la parte delantera como trasera es perfecto para llevar con comodidad a cuatro adultos, incluso en viajes largos.

Su motor V6 produce 268 caballos de fuerza que se traducen en una buena aceleración en cualquier situación. La suspensión del Accord es cómoda pero no rebota ni presenta el efecto ‘colchón’ de otros sedanes en el mercado. Su consumo de gasolina es de 19 MPG en ciudad y 29 MPG en autopistas, nosotros obtuvimos un consumo promedio de 21 MPG en un manejo mezclado.

La seguridad es una consideración muy importante al comprar un auto, es por eso que el Accord V6 2008 viene con 6 bolsas de aire, sistema de reparto de frenado electrónico, estabilidad electrónica, sistema de frenos antibloqueo y una carrocería con zonas de absorción de impactos.

accordv6_td_3.jpg