BMW 550i

¿Existe el auto perfecto? Puede ser que no, pero así como no existe la mujer perfecta, existe aquella que puede serlo a partir de hacerlo a uno feliz, amado, comprendido, deseado… en fin, aquella mujer con la que se logra la compatibilidad.

Manejar el BMW 550i 2008 no solo representa el confort personal y el estatus social que ya en sí se tiene cuando se va al volante de un BMW, sino también esa sensación de libertad y poder que se experimenta al correrlo. Es un auto que se maneja ligero y veloz, pues su potencia otorga esas facilidades.

Con un motor de 4.8 litros en V, ocho cilindros y 360 caballos de fuerza, la velocidad es una tentación irresistible al momento que se está al volante de esta belleza; más aún, por si ese “coqueteo” técnico no fuera suficiente, para terminar de seducir cuenta con una transmisión manual de 6 velocidades al frente, lo cual siempre otorga más control que con el modo automático, ya que el ritmo de la velocidad depende por completo de uno mismo.

En cuanto al interior, a pesar de tratarse de un sedán mediano el espacio es por demás amplio, cómodo y lujoso. Asientos de piel, control automático del clima con micro filtro y aire, “moonroof”, radio satelital, sistema de audio con opción de MP3 y entrada para auxiliar (iPod), sistema de memoria para el asiento del conductor, entre otras especificaciones.

Además cuenta con el sistema denominado iDrive, mediante el que se controla el audio, el clima y la navegación con un solo botón, y a través de una pantalla LCD. También tiene el servicio AssistTM, que entre sus funciones tiene la opción de contactar al servicio BMW cuando se necesite mantenimiento, o avisar al centro de emergencias cuando se tiene un accidente.

Otra observación de mi editor: “¿el iDrive no te distrajo mientras manejabas y querías cambiar de estación?”. En ningún momento. En primera porque invariablemente cada auto que manejo le conecto el iPod y ya tengo elegido el “playlist” antes de encender el motor. Ahora que si se prefiere escuchar el radio satelital, en el mismo volante vienen los controles de la sintonía y del audio para no tener que desviar la atención del manejo.

Estar en el interior de un BMW 550i es como encontrarse en el interior de una cabina destinada para relajarse a las millas deseadas por hora, con toda la comodidad y diversión que la cabina de un auto pueda brindar.

La línea exterior también cuenta con la marca registrada de la BMW: lujo, belleza y modernidad: rines de aluminio de 17 pulgadas, faros de halógeno, sensor de lluvia para los limpiaparabrisas, entre otras cosas, por lo que resulta imposible ser blanco de miradas en la calle.

bmw_550i_3.jpg

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s